A nuestros futuros novios:

 
Somos un grupo de mujeres que han decidido trabajart de escorts. Lo hacemos por dicision propia sin ser obligadas ni forzadas por nadie. Por ahora es algo que nos gusta hacer. Claro que lo hacemos para ganar dinero, este es nuestro trabajo de tiempo completo y de negocios, pero disfrutamos de ello también.
 
Decidimos ser escorts, cuando parecía que habíamos llegado a un punto en nuestra búsqueda de trabajo, y de satisfacción sexual. .
 
Sin embargo decepcionadas de varias frustaciones y relaciones fallidas con hombres que aparentaban ser lo que no eran. Se nos ocurrió entonces, si este es el tipo de tonterías al que nos ibamos a enfrentar en nuestra vida personal, porqué no, al menos, que nos paguen por ello? Estabamos desempleadas y nos pareció una manera lógica para ganarnos la vida y por lo menos proveerle al cuerpo algo del placer que ansiaba.
 
Ahora, muchos creen que ser escort, prostituta, o como quieran llamarlo, no es más que la devaluación de la mujer, falta de respeto y la venta de su cuerpo, creo que en realidad  hemos encontrado nuestro valor. Nos damos cuenta de que mucha pornografía y la prostitución crucifica a las mujeres, pero esto sólo sucede porque a las mujeres se les ha enseñado que no tienen ningún valor, sobre todo cuando se trata de sexo. Las niñas desde chicas son enseñadas, diciéndoles que no tienen otro valor excepto para el disfrute sexual de un hombre. Muy pocas mujeres  se dan cuenta del poder que tienen sobre los hombres, pero las mujeres tienen este poder. 
 
Hemos llegado a entender nuestro valor y descubrir nuestro poder como mujeres.  Otras mujeres podrían hacerlo también si se dierán cuenta de su valor. Hemos tenido momentos muy gratos con clientes por un precio razonable, Analizo a las prostitutas caminando por las calles, a la espera de cualquier tipo. Si ella tuvieran un poco de autoestima dejarían de hacerlo. Estas mujeres tienen lo que quieren los clientes y la capacidad de controlarlo, sólo tiene que entenderlo.
 
No decimos que si a todo el mundo que se pone en contacto con nosotras. Los clientes tienen que ser respetuosos y pónerse en contacto por en el camino correcto. Entonces, nos sentimos a gusto con ellos y hacemos click con ellos, no hay problema. Porque sabemos que los hombres siempre quieren esto, podemos elegir para asegurarnos de que tendremos un buen momento también. Si no estás disfrutando de ello no vale la pena.
 
Si somos sinceras creemos que todas las mujeres deberían cobrar por sexo . Los hombres no valoran nada a menos que paguen por ello. Como escorts nos invitan a comer, cenar, y los hombres son caballerosos y se esfuerzan más que cualquier chico normal haría, porque han pagado por la experiencia. Los hombres respetan el dinero. Nada más. Así que si una mujer espera ser valorada por lo que es y ser tratada adecuadamente por un hombre, ella tiene un precio.
 
Tal vez eso parece poco romántico o insensible, pero creo que es razonable. Mientras las mujeres no conozcan su valor, los hombres las trataran como si no tuvieran ningún valor y solo serán usadas para el sexo. La única manera de solucionarlo? Poner un precio a ti misma antes de que otros lo hagan por tí.
 
© 2014 Escorts Sexo Masajes Amantes Dulces, honestas y confiables sexo